COMPRENDER LA FERTILIDAD

El primer paso para comprender la fertilidad es saber que no enfrentamos a un problema que afecta aproximadamente a una de cada 10 parejas, es mucho más común de lo que muchos piensan. Las mujeres y los hombres se enfrentan a problemas de fertilidad más o menos en un porcentaje semejante: un tercio de los problemas son atribuibles a la mujer y un tercio al hombre. El tercio restante incluye a las parejas con ambos miembros afectados, así como las parejas con infertilidad inexplicada.

Problemas comunes de infertilidad femenina

La fertilidad de una mujer puede verse comprometida por múltiples factores. Una causa común de los problemas de fertilidad es el envejecimiento ovárico. Las mujeres nacen con un número finito de ovocitos que se van consumiendo con el paso del tiempo sin desarrollarse nuevos ovocitos . A medida que envejece disminuye tanto la cantidad como la calidad de los ovocitos. Con este descenso, la posibilidad de embarazo disminuye a un ritmo de 3.5 por ciento cada año después de los 30 años. A partir de los 35 años este fenómeno se agudiza y para los ginecólogos es un punto de inflexión.
Entre la ovulación y la implantación hay muchos momentos en los que pueden surgir dificultades, los trastornos de la ovulación pueden causar ciclos irregulares y obstaculizar la concepción. Las trompas de Falopio dañadas pueden impedir que el esperma llegue al óvulo o impedir el paso del embrión hacia el útero. Pólipos, fibromas u otros problemas anatómicos en el útero pueden hacer que el proceso de implantación no pueda afectuarse .

Problemas comunes de infertilidad masculina

En los hombres, las causas más comunes de infertilidad son desde problemas hormonales y/o anatómicos hasta la disminución de número de espermatozoides. Además, las variaciones en la concentración, la motilidad y la forma de los espermatozoides pueden afectar a la concepción. Como muchos hombres se ven afectados por problemas de infertilidad, es muy recomendable estudiar tanto el hombre como la mujer durante su evaluación.

Es importante saber  manejar la ansiedad que surge con frecuencia durante los tratamientos de fertilidad. Aprender consejos útiles y trucos para ser más astutos que el estrés. Qué comer (y qué no comer) es importante para la fertilidad, al igual que mantener un Índice de Masa Corporal (IMC) adecuado.

Por todo esto, en nuestra consulta vamos a trabajar estrechamente con usted para determinar la causa de cualquier problema – ya sea en la mujer, el hombre o ambos – y diseñar un plan para ayudar a superar estos obstáculos y hacer que su visión de la familia sea una realidad.

  1. SEF Sociedad Española de Fertilidad: SEF
  2. European Society of human reproduction and embryology ESHRE
  3. The American Society for reproductive medicine American Society for Reproductive Medicine (ASRM)
  4. SEGO  SEGO Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
  5. ACOG  Patient Education Pamphlets – Spanish – ACOG
  6. RCOG  Royal College of Obstetricians and Gynaecologists
  7. UPTODATE  Patients and Caregivers
  8. Medscape  Medscape: Información y Recursos para los Médicos

 

Deja un comentario