Edad e infertilidad en la mujer: una realidad

El inicio del declive de la fertilidad de la mujer comienza muchos años antes de la aparición de la menopausia a pesar de tener ciclos ovulatorios regulares. Este cambio es más acentuado a partir de los 35 años, es por tanto que la edad e infertilidad en la mujer es una realidad.

¿Se puede predecir la fertilidad potencial en la mujer?

La capacidad reproductiva va disminuyendo conforme pasan los años, es conocido por todos como disminuye la capacidad de quedar embarazada con el paso de los años y el mayor número de abortos a más edad. No existe una edad exacta de cuando la mujer ya no puede concebir, disminuye en todas las mujeres a medida que envejecen, la edad precisa cuando la mujer ya no puede concebir es variable y no exactamente la misma para todas.

Tendrán problemas de fertilidad entorno a una tercera parte de las parejas en las que la mujer tiene 35 años o más; y 2 de cada 3 mujeres no podrán quedarse embarazadas de forma natural después de los 40 años. Para la paciente que con la fertilidad potencialmente el utilizar los óvulos de una donante o embriones donados es una posibilidad a considerar.

¿Qué pruebas nos pueden ayudar a medir el grado de fertilidad?

  1. La hormona Anti-Mulleriana (AMH) es posiblemente el indicador más fiable del potencial de fertilidad, nos indica la reserva ovárica incluso tenemos tablas que correlacionan el valor de esta hormona con el número probable de ovocitos que podemos obtener y potencialmente ayudará a predecir la respuesta a los protocolos de estimulación ovárica.
  2. El recuento de folículos antrales por ecografía es el otro método más eficaz junto con la AMH que nos aproxima al número de posibles folículos (y a su vez ovocitos que podríamos obtener que se encuentran dentro de estos).
  3. Medir las hormonas FSH, LH y estradiol entre los días 2º a 5 º del ciclo. Cuando los obtenemos niveles elevados de FSH, LH y estradiol las tasas de embarazo son muy pobres incluso como con los tratamientos de fecundación in vitro (FIV).

La medición de los niveles de la AMH, FSH, LH o estradiol puede variar considerablemente dependiendo del método de laboratorio utilizado.

FUENTES:

  1. SEF Sociedad Española de Fertilidad: SEF
  2. European Society of human reproduction and embryology ESHRE
  3. The American Society for reproductive medicine American Society for Reproductive Medicine (ASRM)
  4. SEGO  SEGO Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia
  5. ACOG  Patient Education Pamphlets – Spanish – ACOG
  6. RCOG  Royal College of Obstetricians and Gynaecologists
  7. UPTODATE  Patients and Caregivers
  8. Medscape  Medscape: Información y Recursos para los Médicos

Deja un comentario